Saltar al contenido

MOBILIARIO INOXIDABLE

La maquinaria auxiliar es aquella que, principalmente, nos facilita la vida en la cocina. Es la que adquirimos para llevar a cabo procesos que no requieren temperatura, pero que son muy tediosos hechos manualmente. A grandes rasgos, podemos clasificar la maquinaria auxiliar entre la que procesa o modifica los alimentos: cortadoras, brazos trituradores, picadoras, sierras, blixers, batidoras, amasadoras, formadoras y laminadoras, exprimidores, etc; y por otro lado la maquinaria para conservar los alimentos, como pueden ser las envasadoras al vacío y las termoselladoras.   

El mobiliario de inoxidable es otro de los imprescindibles –y también más transversal- en cualquier negocio de restauración. Es relativamente económico, higiénico, y ofrece una amplísima gama de medidas y opciones para cubrir cualquier necesidad. Como sabrás, los materiales y superficies porosas están prohibidas en la restauración, preparación y manipulación de alimentos, por eso las superficies de trabajo siempre son de acero inoxidable, mármol, polietileno, etc, siempre materiales no porosos. Si no, podrían absorber tanto humedad como restos y estropearse y luego contaminar el nuevo producto.

Las mesas de acero inoxidable son el elemento más básico del mobiliario de acero inoxidable. Las estándar se fabrican en distintos fondos, normalmente de 50 a 90 cm, y hay todos los largos disponibles, hasta cerca de los 3 metros en una sola pieza. Pueden ser murales, que tienen el peto sanitario para colocarlo contra la pared, o centrales, en las que se trabaja por ambas caras. Puedes disponer de estantes inferiores, puertas, cajones, estantes superiores con o sin calor, ruedas, y muchos accesorios más, son totalmente personalizables.

Para texturizar, sea un producto sólido o vayamos a hacer una crema o un puré, nos apoyaremos normalmente en los brazos trituradores profesionales o industriales,  los cutters, también llamados cutters emulsionadores, así como las batidoras de vaso. Una máquina específica para la texturización de alimentos es el blixer, patentado por robot coupe, es un imprescindible para residencias de mayores, guarderías, etc: nos permite pasar de sólido a texturizado casi cualquier alimento. Así, podemos lograr una textura apta para personas con problemas de deglución.

Por último, dentro de la maquinaria auxiliar de hostelería encontramos las envasadoras al vacío. Son un imprescindible en casi cualquier negocio, y nos resuelven una serie de cuestiones en cocina que nos facilitan el día a día. Con una envasadora al vacío conseguimos extraer el oxígeno del envasado, por lo que no se oxida el alimento y eso nos permite alargar el tiempo de conservación en óptimas condiciones. Además, nos permite almacenar en menos espacio la misma cantidad de comida, permitiéndonos organizar mejor nuestras cámaras y armarios frigoríficos. Y la más reciente aplicación es la cocción al vacío a baja temperatura: consiste en envasar el alimento al vacío, generalmente en porciones listas para servir, y cocinarlas a baja temperatura sea en un termostato con agitador tipo ronner o bien a baja temperatura en el horno, siempre con vapor porque con el agua o el vapor la temperatura es más uniforme, y bien se puede servir directamente, o bien abatir, sea a temperatura positiva o negativa, para luego regenerar en el momento del servicio.

En maquinaria auxiliar de hostelería encontrarás todas estas familias de maquinaria una por una, con sus prestaciones y sus aplicaciones en el día a día de tu negocio de hostelería profesional, sea cual sea.

ALGUNOS DE LOS PRODUCTOS

Ir al contenido